Tecnicas y habitos de estudio

Podemos definir hábito de estudio al conjunto de actividades que hace una persona cuando estudia. Todo lo anterior viene a estar encerrado en el método de estudio que posee cada persona.

Las técnicas de estudio se están convirtiendo en uno de los conceptos más importantes en el mundo estudiantil. Después de ver todo el fracaso escolar que se está cosechando en los centros educativos, a los estudiantes les queda la opción de mejorar su rendimiento con normas, trucos, técnicas o recetas de estudio que puedan mejorar claramente los resultados. Las técnicas de estudio son un conjunto de herramientas, fundamentalmente lógicas, que ayudan a mejorar el rendimiento y facilitan el proceso de memorización y estudio.

PRIMER PASO: SITIO ADECUADO DE ESTUDIO.
Debe tener las siguientes características:
Suficiente espacio, luz suficiente, luz natural, sitio para guardar libros, sillas y mesas cómodas, buena ventilación, sin distracciones, ordenado y limpio, con objetos de estudio a la mano.

SEGUNDO PASO: ELABORA UN HORARIO DE ESTUDIO.
Elabora un horario de estudio que cumplas a diario, colocándolo en un lugar visible.
Debes tener en cuenta las horas de descanso, deporte, estudio y otras actividades.

TERCER PASO: TENER UN BUEN METODO DE ESTUDIO.
De un vistazo rápido al material en general. Examina las partes que componen el texto: índices, capitulos, temas, subtemas .
Hágase preguntas acerca de lo que va a leer, cuando lea el material muchas de estas preguntas le serán contestadas.
Ahora lea cuidadosamente toda la información.
Trate de reconstruir con sus propias palabras lo leído.
Pregúntese sobre lo leído. Si no recuerda lo leído vuelva a consultar el material.
Vuelva a leer más tarde todo el material.

CUARTO PASO: MEDIOS AUXILIARES PARA APRENDER.
Escuche atentamente. Preste atención: Evite todo aquello que lo distraiga. Escuche con su mente.
Anote: Anote en su libreta las ideas principales de lo escuchado o lo leído. Organice sus apuntes.
Subraye en sus propios libros las ideas más importantes. Cuando tenga que repasar descubrirá rápidamente las ideas principales.
Resuma: con las ideas principales escriba un resumen.

QUINTO PASO: EMPLEE SU MEMORIA. Para tener una buena memoria usted debe:
Estar consciente de lo que hace.
Asociar unas ideas con otras.
Querer recordar. Por qué usted no olvida una cita importante, porque quiere recordarla.

SEXTO PASO: LEEER RAPIDAMENTE.
Para adquirir el hábito de leer rápidamente lea cualquier texto. Utilice un reloj y luego cuente el número de palabras que leyó en un minuto. Los siguientes días, lea el mismo texto, pero cada vez más rápido, y verá como poco a poco va aumentando su velocidad lectora. Haga el mismo ejercicio con diferentes textos.

FACTORES QUE INTERVIENEN EN EL APRENDIZAJE:

Motívese: Una persona está motivada para hacer un trabajo cuando sabe exactamente lo que debe hacer y para qué.
Concéntrese: Evite aquello que lo distraiga; si usted está interesado le será fácil concentrarse.
Sea positivo: Tenga una actitud mental positiva.
Analice: Busque como está organizado y de que consta lo que va a estudiar.
Comprenda: Saque las conclusiones, deduzca, busque las ventajas o desventajas.
Repita: Para no olvidar algo deberá repetirlo a otra persona o a usted mismo.

Las técnicas de estudio o estrategias de estudio son distintas perspectivas aplicadas al aprendizaje. Generalmente son críticas para alcanzar el éxito en la escuela. Hay una variedad de técnicas de estudio, que pueden enfocarse en el proceso de organizar, tomar y retener nueva información, o superar exámenes. Estas técnicas incluyen mnemotecnias, que ayudan a la retención de listas de información, y toma de notas efectiva.
Es una manera formulada que de este modo y bajo esta denominación, se integran y agrupan técnicas directamente implicadas en el propio proceso del estudio; tales como la planificación de dicha actividad, el subrayado, el resumen, la elaboración de esquemas, el repaso, etc.; así como otras estrategias que tienen un carácter más complementario, como pueden ser la toma de apuntes o la realización de trabajos escolares.
Más ampliamente, una técnica que mejora la habilidad de una persona para estudiar y superar exámenes puede ser denominada técnica de estudio, y esto puede incluir técnicas de administración del tiempo y motivacionales.
Las técnicas de estudio son técnicas discretas que pueden ser aprendidas, generalmente en un período corto, y ser aplicadas a todos o casi todos los campos de estudio. En consecuencia debe distinguírseles de las que son específicas para un campo particular de estudio, por ejemplo la música o la tecnología, y de habilidades inherentes al estudiante, tales como aspectos de inteligencia y estilo de aprendizaje.