RELACIONES DE PAREJA. PROBLEMAS Y PAUTAS DE COMUNICACIÓN

17 julio, 2022
82083493_m-1200x800.jpg

Los problemas de comunicación en pareja son uno de los temas más habituales en terapia de pareja. A veces ocurre como resultado de una época de malestar derivada de otros problemas, en otras ocasiones es la base del conflicto y otras veces se desarrolla como un hábito ineficaz.

En general, lo que ocurre en los problemas de comunicación no es una ausencia de ésta, pues no es posible que no exista comunicación: la no comunicación ya transmite un mensaje. Más bien tiene que ver con que la forma de comunicarse no es la adecuada y, por mucho que se intenta, no sólo no mejora la situación, sino que probablemente empeora.

La base del tratamiento estará en atender no sólo al lenguaje verbal, sino también al lenguaje no verbal. Además, también son importantes el lenguaje interior de cada miembro de la pareja, las creencias y las ideas preconcebidas, pues son predecesoras del mensaje que se transmitirá al otro.

En este artículo veremos algunas pautas para mejorar la comunicación en pareja. Como básico, es importante conocer los 3 estilos relaciones que existen:

  • Estilo pasivo. Ocurre cuando la persona tiende a no defender sus derechos e intereses por miedo al rechazo, evitar el conflicto… Puede dar lugar a que los demás se intenten a provechar de uno, con el resentimiento que eso puede traer.
  • Estilo agresivo. Tiene lugar cuando la persona tiende, con su comportamiento y comunicación, a la amenaza y reproche, sin tener en cuenta los intereses y derechos del otro. Esto puede generar en los demás, entre otras cosas, resentimiento.
  • Estilo asertivo. Describe a personas que tratan de defender sus derechos e intereses sin imponer su criterio a los demás. Fomenta una mayor sensación de control y satisfacción sobre las relaciones.

 

Algunas pautas para tratar de desarrollar un estilo asertivo serían:

  • Encontrar el momento oportuno para hablar. No sólo importan nuestras ganas o desganas para hablar, también las del otro. No sería buena idea tratar de empezar conversaciones importantes cuando la otra persona está cansada, en una cena familiar o cuando va a empezar la película que tantas ganas tenía de ver.
  • Abordar los temas de uno en uno y respetar los turnos de palabra.
  • No acumular emociones negativas. Existe la creencia de que las emociones entendidas como negativas (tristeza, enfado, decepción) es mejor ocultarlas que comunicarlas a nuestra pareja. Nada más lejos de la realidad. Es importante no expresar las emociones en un momento de gran ira, pero expresarlas en su tiempo para evitar que más adelante aparezcan de una forma explosiva.
  • Evitar las insinuaciones. Utilizar un lenguaje claro y respetuoso permite que uno sienta liberación de las emociones que le generan malestar y el otro puede entender lo ocurrido y tener la oportunidad de cambio. Trata de expresar lo que no te ha gustado desde la fórmula “Yo he sentido…” “yo pienso…”, “a mí me gustaría que…”.
  • No olvidar decir también lo positivo. A veces la comunicación está tan viciada, que cuando el otro hace algo de nuestro agrado damos por hecho que es su “obligación”. Expresar abiertamente lo que nos ha gustado favorece un clima positivo en la pareja y aumenta la probabilidad de que el otro repita esa conducta.
  • Ofrecer alternativas. Tan importante es hablar de lo que ha fallado como explicar de qué forma nos podríamos sentir mejor. En este sentido, es positivo acentuar la posibilidad de lograr el cambio entre los dos y tener paciencia, pues la mayoría de cambios no pueden ser instantáneos.

 

¿Crees que tu relación de pareja necesitaría ayuda profesional? Aquí te dejo algunas preguntas que puedes hacerte para saberlo.

¿Hay libertad y respeto suficiente entre mi pareja y yo para expresar tanto los sentimientos positivos como los negativos? ¿Tendemos a ser asertivos? ¿Hay momentos de mal humor con demasiada frecuencia? ¿Conocemos técnicas para gestionar los momentos de conflicto?

 

En Albanta podemos ayudarte si crees que tú o tu relación de pareja lo necesita. Pide tu cita y prueba.

Nuestro objetivo ¡Tu bienestar!

 

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS:

Cáceres, J. (1994). Reaprender a vivir en pareja. Valencia: Promolibro.

Castanyer, O. (2014). Aplicaciones de la asertividad. Bilbao: Desclée de Brouwer.

Liberman, R. P., Wheeler, E. G., de Visser, L.A., Kuehnel, J. y Kuehnel, T. (1987). Manual de terapia de pareja (9ª ed.). Madrid: Desclee de Brouwer.

Santos-Iglesias, P. y Sierra, J. C. (2010). El papel de la asertividad sexual en la sexualidad humana: una revisión sistemática. International Journal of Clinical and Health Psychology, 10(3), 553-577.

Watzlawick, P., Bavelas, J. y Jackson, D. (2002). Teoría de la comunicación humana. Barcelona: Herder Editorial.

Watzlawick, P., Weakland, J. H. y Fisch, R. (1974). Change: Principles of Problem Formation and Problem Resolution. Nueva York: Norton.

Nicolas

EN LINARES
Avenida de Andalucía, 2 A - 1ºB. 23700 Linares ( Jaén)

Fijo : 953 60 26 27
Móvil: 626 02 08 30

EN JAÉN
Avenida de Andalucía, 2 - 1ºE. 23006 Jaén

Fijo: 953 88 00 09
Movil: 623 52 57 74

HORARIOS:
Lunes a Viernes de 09:00-14:00
Lunes a Viernes de 16:00-21:00

Centro sanitario autorizado por la Consejería de Salud con NICA 25978 en Linares y NICA 24909 en Jaén

Desarrolla; Soc. Coop. And. Jándalo ❤ hechoenespaña.com

informacion@albanta-psicologos.com